Salvados por la campana

A principios de los años 90 del siglo pasado emitieron en España una serie estadounidense de contenido juvenil que se titulaba como el propio encabezado de este artículo. La serie trataba de un grupo de amigos que iban al mismo instituto y que entre ellos unos eran más proclives que otros a sacar buenas notas. Como era el caso del famoso “Screech” Powers o “Jessie” por ser destacados estudiantes dentro del grupo o el oportunista “Zack” Morris.

El origen del título y el post no reside en que la serie tenga un trasfondo político, sino que la misma frase de “Salvados por la campana” la pongo en relación con el resultado de las elecciones locales y en algunas comunidades autónomas llevadas a cabo el pasado 26 de mayo. Sé que este análisis estaba pensado para publicarlo en los días posteriores a la celebración de elecciones, sin embargo, me he atrasado un poco. Curiosamente, esta procastinación mal avenida puede dar lugar en la reafirmación de lo que planteo.

Quien haya seguido el devenir político en España desde las últimas elecciones generales el pasado 28 de abril, sabrá de manera fehaciente qué organizaciones políticas y qué liderazgos salieron fortalecidos y debilitados respectivamente.

Pablo Casado llegaba a las elecciones locales y autonómicas bastante debilitado por la amplia derrota del PP en los comicios generales. Por eso mismo y por su importancia política, Casado tenía que salvar la Comunidad de Madrid y recuperar el Ayuntamiento de la capital, pues esto es vital para la supervivencia del liderazgo de este. Ya que perder poder político en la capital del Estado español supone también perder visibilidad en lo social en el sentido de que las posibles acciones políticas a realizar por parte del partido conservador no tengan calado en parte de la sociedad, prefiriendo en el futuro esta otras opciones políticas como pueden ser Ciudadanos o VOX.

Por otro lado, la fragmentación de Podemos en diversas formaciones políticas ha resultado fatal a la hora de tener un posicionamiento mejor a la hora de buscar alianzas para sostener a Manuela Carmena en la alcaldía de Madrid, ser clave para la composición del futuro gobierno de la comunidad madrileña o influenciar en el futuro gobierno que lidere Pedro Sánchez. Con lo que el liderazgo de Pablo Iglesias queda en cierta forma debilitado y queda en entredicho la petición al PSOE de formar una coalición de gobierno.

Por otra parte, el PSOE puede verse frustrado al ver como en Madrid se le escapa de las manos el gobierno de la comunidad y la posibilidad de influenciar en el gobierno del Ayuntamiento de la capital.

El desarrollo de la jornada electoral el pasado 26 de mayo se tornó en un día incierto en Madrid conforme pasaban las horas para los partidos políticos en liza. Resultando que todos pueden ser protagonistas en el futuro próximo y pueden asimismo cambiar de roles, de perdedores a triunfadores o viceversa. Para que el PP y Ciudadanos tengan la posibilidad de gobernar van a tener en cuenta a VOX, como ya está sucediendo. Pero lo paradójico de esta situación es que la formación de ultraderecha es el tercer socio en discordia que hace más una función de extorsionador hacia  sus posibles socios que de otorgar sostenibilidad a unas acciones de gobierno cogidas con pinzas como estamos viendo en la retirada del apoyo a la Ley de Presupuestos en Andalucía. Esto puede provocar un desgaste enorme en estas formaciones políticas que puede verse reflejado en la gestión de futuras negociaciones o en la próxima campaña electoral.

En consecuencia, creo que esta incertidumbre y volatilidad del tiempo político contribuirá aún más a ese cortoplacismo que vive la política actualmente, impidiendo pensar más allá del futuro inmediato. Proponiendo a las futuras generaciones que la política no puede abarcar todos los asuntos que atañen a la sociedad, además de ser un catalizador de la desafección política hacia la democracia representativa.

Por último, a pesar de que España sea un Estado compuesto y relativamente descentralizado de la capital, Madrid, hacia las capitales de las comunidades autónomas, aun sigue teniendo un notable grado de centralización en torno a la capital que hace que el interés político se concentre en demasía hacia esta, coadyuvando también a esa centralización en el plano económico, social y laboral.

Anuncios

La disonancia cognitiva y el discurso del voto útil.

Leon Festinger, psicólogo social estadounidense, autor de la Teoría de la Disonancia Cognitiva, elaborada en 1957, planteó que los seres humanos son reticentes a reconocer su inconsistencia entre la conducta y las actitudes del individuo, pero también los estímulos a los que esté expuesto.

La idea central de la disonancia cognitiva es la siguiente: “La existencia de cogniciones que no son coherentes (consonantes) entre sí produce en la persona un estado psicológico de incoherencia (disonancia) que es incómodo y que la persona se reforzará en paliar intentando hacer esas cogniciones más coherentes” (Festinger,1957).

La disonancia cognitiva se entiende como una experiencia psicológicamente desagradable, influenciada por la incongruencia entre actitudes y comportamientos que dan como resultado sensaciones de inquietud.

Dentro de esta teoría existen cuatro paradigmas:

  • Paradigma de la libre elección.
  • Paradigma de la complacencia inducida.
  • Paradigma de la desconfirmación de creencias.
  • Paradigma de la justificación del esfuerzo.

Para explicar la relación que puede existir entre la disonancia cognitiva y el efecto del discurso del voto útil nos detendremos a comentar solamente el paradigma de la desconfirmación de creencias. Este paradigma se caracteriza porque la persona está sujeta a recibir determinado tipo de información que no es compatible con su orden de creencias. La nueva información recibida genera nuevas cogniciones que no tienen concordancia con las ya existentes, por lo tanto, se produce disonancia. Esta última suele reducirse por estar en peligro las creencias previas. Sin embargo, si este orden de creencias es muy fuerte, es habitual que la nueva información sea rechazada, se le dé una interpretación diferente o busquemos nueva información que afiance nuestro orden de creencias previo a la aparición de tal información. Os pondré un ejemplo sobre este efecto para que pueda ser más claro:

Votante fiel de Partido PX

Aparece un caso de corrupción vinculado a Partido PX

(Disonancia Cognitiva)

Trata de minimizar o rechazar esa información (“Y tu más” o “Todos los políticos roban”)

(Consonancia Cognitiva)

Tras este ejemplo, vamos a observar la concatenación de los hechos desde el comienzo de la campaña electoral para las elecciones generales del pasado 28 de abril hasta el final de la jornada electoral.

En el bloque conservador, se caracterizó por la articulación de tres discursos con muchas semejanzas y los tres liderazgos pendientes de que su caladero de votos no fuera a menguar tanto como no se preveía. Confirmó también la crisis del Partido Popular y su líder, Pablo Casado por perder la hegemonía en el ámbito conservador de la política española, dando lugar a la pérdida de poder legislativo en el Congreso de los Diputados en detrimento de Ciudadanos y VOX. Muchos electores conservadores desencantados con el Partido Popular prefirieron otras opciones políticas, ya que veían a este demasiado posibilista y se encontraban defraudados.

Trasvase de votos de PP a Ciudadanos y VOX:

Ciudadanos ha recibido de PP = 1.363.000 votos.

VOX ha recibido de PP = 1.562.000 votos.

Por otro lado, la campaña del PSOE y Pedro Sánchez giró en torno a la creencia de que si gobernaba la derecha iba a haber un recorte de derechos y retroceso social. Esto se hizo patente el discurso del voto útil en el bloque de la izquierda dirigido principalmente al votante que anteriormente votó a Podemos, pero también al votante de izquierdas en potencia. Que desde la teoría de la disonancia cognitiva se podría traducir así:

Puede gobernar la derecha con la extrema derecha

(Disonancia cognitiva)

Voto útil para evitar a la derecha

(Consonancia cognitiva)

Trasvase de votos de Podemos a PSOE:

PSOE ha recibido de Podemos = 1.116.000 votos.

Este último dato avala el éxito en estas elecciones del discurso del voto útil ejecutado por el PSOE. Pero también observamos desde la Psicología Social como ambos discursos invocaban al miedo. Uno de que si gobierna el PSOE España se iba a romper y el otro discurso de la posibilidad de gobernar las “tres derechas”. Por un lado, el votante conservador ya no se sentía seguro votando al PP y prefirió hacerlo por Vox, el votante liberal se sentía defraudado por el PP y se ha refugiado en Ciudadanos. Por otro lado, el votante progresista o de izquierdas se ha creído ese discurso del miedo porque vienen las derechas y ha preferido refugiarse en esa mayoría que suele aglutinar el voto útil y que también tiene mucho que ver la influencia social de los líderes.

Por último, creo que es necesario y bastante importante observar y analizar el comportamiento político del individuo desde la psicología social en general y más en particular desde la teoría de la disonancia cognitiva. Ya que para sobrevivir y obtener recursos este depende de la sociedad.

El entorno VUCA y la campaña electoral.

El año pasado cuando cursaba la asignatura de branding en el Máster de Dirección de Marketing el profesor nos mostró como las marcas y organizaciones tienen que sobrevivir en un entorno VUCA, sobre todo tras el comienzo de la crisis económica en el año 2007.

VUCA se descompone en cuatro palabras en inglés que son las siguientes:

  • Volatility (volatilidad).
  • Uncertainty (incertidumbre).
  • Complexity (complejidad).
  • Ambiguity (ambigüedad).

La volatilidad es relacionada con los procesos disruptivos en que estos se producen en el entorno de la organización. En cambio, la incertidumbre se vincula con el aumento de las situaciones imprevistas y la falta de previsibilidad de acontecimientos futuros. Por otro lado, la complejidad de problemas, confusión de posibles soluciones y desconcierto en el ecosistema de una determinada organización. Por último, la ambigüedad surge por la ausencia de claridad ante cualquier hecho, teniendo que convivir con cualquier tropiezo que ocasionado por la confusión al interpretar la realidad que viva la organización y su líder.

vuca-world-concept-450w-1008631735

Entender con claridad el VUCA contribuye a:

  • Anticiparse a problemas que modifican condiciones.
  • Comprender los efectos de problemas y acciones.
  • Entender la combinación de múltiples factores.
  • Estar preparados para desafíos y realidades diversas.
  • Interpretar y aprovechar oportunidades.

El viernes 12 de abril dio comienzo la campaña electoral para las elecciones del 28 de abril en España. Unos comicios con más incertidumbre que nunca a la hora de componer un futuro Gobierno. De momento, todas las encuestas y estudios demoscópicos publicados hasta ahora dan como favorito al PSOE para ganar las elecciones pero no para formar un gobierno en solitario como ocurría antes del cambio del sistema de partidos.

Según la clasificación que hace Paloma Román en su manual Sistema Político Español, antes de la crisis económica convivíamos con un sistema de multipartidismo moderado, en el cual, había una pluralidad de formaciones políticas, con dos que destacaban y daba lugar a mayorías parlamentarias que favorecían la gobernabilidad de dos partidos políticos, generalmente Partido Popular o Partido Socialista. Sin embargo, la crisis económica permitió la irrupción de Podemos y Ciudadanos respectivamente y más tarde VOX. Esto poco a poco ha ido cambiando el sistema de partidos en España, en el que la tendencia que observo es un acercamiento al modelo que denominó Giovanni Sartori de sistema multipartidista polarizado. Las características fundamentales de este modelo son:

  • Existencia de partidos antisistema.
  • Aparición de oposiciones bilaterales.
  • Surgimiento de un grupo de partidos que tratan de ubicarse en el centro ideológico.
  • Distancia ideológica.
  • Debilitamiento del centro en detrimento de los extremos izquierda y derecha.
  • Desacuerdo de cuestiones políticas y fundamentales para la estabilidad política.
  • Aparición de oposiciones irresponsables.
  • Existencia de promesas electorales excesivas.

Esta transición del sistema de partidos coadyuva a que los partidos políticos protagonistas en esta campaña electoral tengan que competir en un entorno VUCA muy pronunciado. En el que las encuestas ya no son la predicción fiable de lo que pasará en meses, semanas o días, sino un retrato del momento actual que no se repetirá en el futuro. Un VUCA en el que condiciona el espacio que ocupan las organizaciones políticas y la supervivencia de los líderes políticos en competición.

Porque el adversario es complejo, el entorno está cargado de incertidumbre, el posible socio de gobierno es muy volátil y la coyuntura económica puede llegar a ser demasiado ambigua para dar estabilidad al futuro Gobierno.

Por lo tanto, el futuro del liderazgo de tales organizaciones perdurará quien mejor sepa reconocer y gestionar ese entorno maleable, inseguro, complejo y confuso que será la campaña electoral y se prolongará más allá del 28 de abril.

La Cumbre Mundial del Turismo y la sociedad posindustrial.

Del 2 al 4 de abril se ha celebrado en la ciudad de Sevilla la decimonovena edición de la Cumbre Mundial del Turismo, un evento llevado a cabo por las mayores empresas de turismo y viajes, que ha contado también con la presencia de ex jefes de Estado y actuales presidentes de Gobierno respectivamente. Una cita ineludible para observar como evolucionará el turismo en los próximos años.

El Presidente del Consejo de Turismo y Viajes, Christopher Nasseta, ha estimado que el sector turístico aporta en estos momentos al PIB mundial un 10,4 %. La celebración de la cumbre no solo ha dado lugar para este dato, sino que también se prevé una inversión de 2.700 millones de euros en España en torno al ámbito turístico.

La organización de este evento en la capital hispalense supone también el espaldarazo a la ciudad como lugar paradigmático del turismo en España, pero también supondrá en el terreno económico alejar el miedo de una posible crisis económica.

Digamos que la Cumbre Mundial del Turismo se organiza en España bajo un concepto que muchas veces pasa desapercibido para explicar el porqué de un tipo de trabajo u otro, de porqué el sector industrial en España seguirá de capa caída o porqué el turismo será una fuente de oportunidades laborales en la capital andaluza.

Ese concepto no es otro que el de sociedad posindustrial. Un término acuñado por los sociólogos Alain Touraine y Daniel Bell en la segunda mitad del siglo XX. Las características de la sociedad posindustrial son las siguientes:

  • Un aumento del sector servicios, en detrimento del sector industrial.
  • La creatividad, la información y el conocimiento son los nuevos ejes del motor económico de un Estado.
  • Los factores clave de la ciencia y la innovación tecnológica ha contribuido a la creciente importancia de las ocupaciones de técnicos y profesionales.
  • Surgimiento de un colectivo de trabajadores con poca cualificación en el sector de los servicios.

Por lo tanto, observamos como el desarrollo de la sociedad posindustrial ha traído consigo el desarrollo exponencial del turismo en el mundo en general y en España en particular, dando lugar también a la transformación de las ciudades, originando una gentrificación de estas que será imparable porque será fuente de desarrollo económico.

No obstante, esto también será una fuente de producción de trabajadores outsiders e insiders. Es decir, seguirá aflorando el trabajo precario y el trabajo más estable, siendo esta dualidad un rasgo común en los regímenes del bienestar mediterráneos.

En conclusión, podríamos prever que esa inversión millonaria anunciada como gran eslogan de la cumbre no será percibida en todos los estratos de la sociedad que facilite la cohesión de esta.

Los elementos paradigmáticos de la sociedad.

El pasado sábado, 1 de diciembre participé en la II Jornada por la Diversidad Funcional, en Dos Hermanas, en el Parque Tecnológico Dehesa de Valme. La ponencia la titulé “El poder de la estética y la diversidad funcional”. Esta ponencia giró en torno a la imagen que tiene la sociedad de las personas con diversidad funcional, como los cánones de belleza de hombre y mujer moldean la identidad de los seres humanos en general y como la población con diversidad funcional se ve discriminada, se ve excluida con estos cánones establecidos en particular. Me ponía como ejemplo mi propio cuerpo, en el que una persona usuaria de silla de ruedas y con escoliosis no tiene la posibilidad de ser atractivo, no porque su cuerpo en sí mismo no pueda ser deseado, sino porque el ideal de belleza fijado en nuestra sociedad excluye la belleza del ser humano con diversidad funcional considerándolo como deforme.

En la misma línea, trataba la estética del poder y como esta en base al canon de belleza establecido, atribuye a las personas consideradas atractivas por la sociedad un mayor éxito profesional en su vida laboral. Por consiguiente, preguntaba porqué se producía esto, para después dar una vuelta a la “estética del poder” y hablar sobre el “poder de la estética”. Este poder para modificar la imagen del ser humano y perseguir constantemente el ser considerado bello por la sociedad. Pero también como las personas con diversidad funcional por más que moldeen su apariencia física nunca van a poder ser considerados atractivos físicamente, no por la forma de sus cuerpos, sino un canon de belleza bastante exclusivo para la sociedad en su conjunto. Luego esto crea una gran frustración en los seres humanos, porque por más que cuiden su aspecto físico no podrán alcanzar esa aceptación de su físico por parte de la sociedad. A su vez, hacía un paralelismo con la felicidad, su búsqueda desesperada, ignorando que la felicidad no es un estado de ánimo constante y que fluctúa en el tiempo.

20181202_2159528940342623011599851.jpgPor otro lado, manifestaba el hecho de no aludir en demasía el tópico de la belleza interior de las seres humanos con diversidad funcional ignorando, de manera contaminada por el ideal de belleza interiorizado por nuestra cultura, porque la belleza física del ser humano tiene una tendencia irremediablemente imaginativa.

Por último, planteaba de forma implícita la primera, de forma explícita la segunda. La primera de ellas es que nos encontramos en una sociedad frustrada, porque esta no acepta su realidad, la realidad de que casi 4 millones de personas desean formar parte de su grupo, su comunidad y la sociedad. Pero también de pertenecer al ámbito familiar, educativo, laboral y social sin exclusividad y con inclusión. Porque una sociedad frustrada, es una sociedad con un conflicto interno muy fuerte.

La segunda de ellas, de forma explícita, les invité a los asistentes a hacer uso de unas gafas y que al final de mi exposición tendrían que tirar al suelo. Para así, escenificar que hace falta un cambio de visión, de paradigma hacia esos 4 millones de seres humanos que viven sin querer una realidad exclusiva. Que viven a la espera de que la sociedad cambie de disyuntiva, de vivir entre la tolerancia o el rechazo del diferente a vivir en la tesitura de aceptación o tolerancia del diferente.

La democracia y la libertad no son sinónimos.

¿Qué tipo de relación tienen actualmente las democracias occidentales y la libertad?

Esta pregunta me la formulé el otro día al leer varias noticias sobre la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de Brasil por un lado y el incremento de las agresiones verbales y ataques a sedes del colectivo LGTBI en Europa por otro.

Durante la campaña electoral en las elecciones presidenciales en Brasil, Jair Bolsonaro era conocido por su simpatía hacia el régimen dictatorial brasileño anterior al actual periodo democrático que vive Brasil, sus declaraciones homófobas o hacia la población negra, tachándola de vaga y poco productiva.

La victoria de Bolsonaro supone, a priori, un retroceso de la libertad de personas que pertenecen al colectivo LGTBI en Brasil, ya de por sí discriminado. También observamos como la libertad del ser humano en Brasil se ha convertido en un factor más del discurso con el que salir vencedor en la arena política, politizando la libertad y los derechos humanos vinculándolos a una ideología determinada en la que hay que restarle el mayor espacio público posible.

En consonancia con estos hechos que acaecen en Brasil. En Europa, los valores nacionalistas que no toleran el lugar que ocupan las asociaciones y colectivos LGTBI de muchos Estados europeos están acotando, cada vez más, a través de la violencia física y verbal la libertad de seres humanos que deciden llevar a cabo un modo de vida diferente.

Estos dos ejemplos de ausencia de libertad sirven como argumento para determinar que la democracia representativa en estos dos casos no garantiza la libertad plena del ser humano. Pero lo más peligroso de esto es que derechos humanos como la libertad deambulatoria o sexual entran en el escenario político formando parte de la confrontación de los discursos políticos.

Luego la relación existente entre democracia y libertad queda cuestionada, atendiendo al hecho de cómo la democracia misma coadyuva a florecer mensajes e iniciativas que buscan el permanente conflicto basado en el miedo de la desaparición de unos supuestos valores que enaltecen la nación. Olvidando que la aparición del nacionalismo surgió debido a la crisis de los imperios, que el nacionalismo contribuyó a la desaparición de millones de vidas de seres humanos, que la Unión Europea surgió como contraposición a ese nacionalismo que supuso un retraso para un continente entero.

Tras esto, hago una comparación curiosa, la cual, me baso en el ensayo del profesor Rafael del Águila, Crítica de las Ideologías, sobre las ideologías en general y los nacionalismos en particular. Las formas que han tenido y tienen ahora para imponer y legitimar su visión. Porque si en el siglo XX hicieron uso de las políticas basadas en el terror para eliminar el espacio de los otros grupos. En este siglo XXI observamos como para negar libertades dentro de regímenes democráticos hacen uso de las políticas de mesura para hacer efectiva su intolerancia y no aceptación de determinadas libertades.

Por último, planteo, desde la ignorancia, la reflexión de si la evolución de la democracia representativa es el medio más eficiente para garantizar las libertades del ser humano.

Cuestionando modelos de vida

Cuestionar el modo vida del prójimo es un debate en la sociedad que no existe, porque se da por hecho que ese modelo de vida no es necesario. Porque para ello están la familia y las instituciones residenciales. Como tampoco se cree necesario que el prójimo tenga una vida propia, un desarrollo cultural, educativo y personal propio. Como también se cree en la imposibilidad y problemática de tener una vida sexual y sentimental plena o poder llevar a cabo la educación de sus hijos.

Para así cuestionar y negar constantemente su vida y la participación de este o esta en la sociedad. Abriendo la puerta a una discriminación silenciosa y buenista que hace más daño del que nos parece.